Cabecera
Hurdes > Cultura > Arquitectura > La Casa Hurdana
Español - English

La Casa Hurdana

Desde sus orígenes, los asentamientos de Las Hurdes presentan características peculiares derivadas de su ubicación sobre un complejo y fragmentado relieve y de una encajonada red fluvial.

La principal característica de las casas van a ser el uso de la pizarra como material básico en las cubiertas (haciéndose una simbiosis completa con el entorno), y una simplicidad en la estructura y habitáculos.

La construcción de las paredes se realiza sin argamasa tan sólo con piedras encajándose éstas entre ellas formando un bloque compacto. Los materiales se obtenían del propio terreno en donde se construye la casa.

En sus orígenes la estructura exterior, característica, corresponde a una construcción de una planta de proporciones modestas, con planta semiredonda (para evitar la humedad), escasa altura, sin apenas vanos al exterior y cubierta de grandes lajas de pizarra montadas sobre una estructura de maderos; en el interior se organiza una parte para uso doméstico y otra para uso agrícola. Se presentan en emplazamientos montañosos, con fuertes pendientes y cercanos al río.

Posteriormente estas construcciones han ido evolucionando con algún incremento en las alturas y aumento de estancias interiores dedicándose exclusivamente a viviendas mostrándose una evolución hacia las casas del S. XX.

Los núcleos que tienen una mejor conservación de las casas típicas son: El Gasco, Fragosa, Martilandrán, Aceitunilla, Asegur, Riomalo de Arriba, Ladrillar, Avellanar y Ovejuela.

Información

Pulse en la imagen para ampliar

Aviso Legal
Icono de conformidad con el Nivel Doble-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI Valid XHTML 1.1 ¡CSS Válido!